Moringa: el aceite de la vida

La moringa, también llamada árbol de la vida es una planta medicinal que posee un elevado contenido de vitaminas y minerales como hierro, carotenoides, quercetina, vitamina C, polifenoles, ácido clorogénico, entre otros, que le proporcionan un potente efecto antioxidante y antiinflamatorio, nombrado como un super alimento.

Está repleto de nutrientes y antioxidantes que retrasan el proceso de envejecimiento, el aceite de moringa tiene fuertes propiedades antienvejecimiento que ayudan a mejorar las arrugas, ayudan a prevenir la flacidez de la piel facial, debido a que contiene vitaminas B1, B2, B3, B6, C, E y A. Además, luchan naturalmente contra el daño de los radicales libres proporcionándole efectivamente una piel suave y lisa y un aspecto juvenil hermoso. Con propiedades antisépticas y antiinflamatorias también, también puede ayudar a curar pequeños cortes cutáneos, erupciones cutáneas o quemaduras.

Por otro lado, nuestro aceite de moringa puro también respalda la salud del cuero cabelludo y el cabello con sus propiedades antimicrobianas e hidratantes, lo que lo convierte en un acondicionador perfecto para el cabello. Al masajearlo suavemente sobre el cuero cabelludo y las raíces, puedes combatir la caspa y la piel seca de forma natural y efectiva. El uso regular de nuestro aceite de moringa rejuvenece su cabello desde el interior mediante la entrega de vitaminas y minerales a los folículos capilares que ayudan a tratar las puntas abiertas y fortalecerlo.

La moringa nos ayuda a mantener nuestro sistema inmunológico en su mejor estado, Aumentar las defensas del organismo,debido a que posee sustancias antioxidantes como polifenoles, vitamina C y betacaroteno que estimula el sistema inmune, también el aceite de moringa aumenta la capacidad respiratoria, combatiendo enfermedades como el asma, nos ayuda a prevenir y controlar la diabetes, debido a poseer posee propiedades que ayudan a regular el estrés oxidativo, lo que reduce los niveles de azúcar en la el corazón, evitando la absorción de colesterol en el intestino y la formación de placas de grasa en las arterias, disminuyendo así el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares; Regular la presión arterial, debido a que mejora la circulación sanguínea por su efecto vasodilatador; Ayudar en la pérdida de peso por contener fibras y elevada cantidad de proteínas que ayudan a aumentar la sensación de saciedad; Prevenir y combatir la anemia.; Mejorar la salud del sistema digestivo, previniendo o tratando úlceras estomacales y ayudando a combatir el estreñimiento por su alto contenido de fibras; Ayudar a tratar las hemorroides, debido a que mejora la circulación sanguínea causando un efecto vasodilatador; Mejorar la visión gracias a su elevado contenido de betacaroteno, el cual es un componente precursor de la vitamina A.

También ayuda a disminuir los efectos de la menopausia, debido a que ayuda a mantener los niveles de inflamación y de estrés oxidativo durante esta etapa, favoreciendo un balance natural de las hormonas que se ven afectadas durante esta fase.

aceite esencial de moringa

Uso Sugerido:

Tópico: Ponerlo directamente en las cicatrices, en el rostro para corregir manchas y arrugas.

Uso interno: Se puede ingerir una gota diaria sublingual, agregarlo a ensaladas o en agua caliente para tomar el té.